CAQUILMES
DOMINGO  |  19-11-2017
Contraseña:
Introducir texto de búsqueda
Inicio
Secciones
El Club
Fotografias
Wallpapers
Estadísticas
Contacto
Libro de visitas

Viernes 14 de Agosto de 2015 - C.A.Quilmes

Quilmes se prepara para afrontar la Liga 2015-2016

Avatares de una nueva temporada

Carlos De Vita.

Luego de algunas riesgosas idas y vueltas que pusieron en peligro una decorosa performance de Quilmes en la próxima Liga Nacional de Básquetbol 2015-2016, la dirigencia de la Institución de Luro y Guido parece haber retomado un rumbo más cercano a la prudente coherencia que siempre caracterizó a la entidad “cervecera” en el manejo del deporte rentado.

El básquetbol profesional es un hermoso espectáculo en el que solo pueden y deben participar aquellas entidades que dispongan de espaldas para sostenerlo. Mar del Plata tiene la fortuna de contar con dos clubes que se animaron y, cada una de ellas, dentro de su idiosincrasia, estructuras y posibilidades han conseguido estar dentro de esta elite durante los últimos 25 años, alcanzando ambas, una significativa consideración en todo el país deportivo. De hecho nuestra ciudad cuenta con el partido de mayor convocatoria del torneo. Uno de esos clubes es nuestro Quilmes.

Como casi todos los clubes, la entidad está administrada por personas que no tienen ni buscan rédito monetario alguno, son amateur, pero afrontan el desafío de conformar grupos que sí tienen altos intereses económicos.

Esta particularidad, que se da en escasos lugares del mundo, es complicado de amalgamar y cuando en Quilmes se tomó la decisión de incursionar en el profesionalismo para tener en casa un equipo que nos representara en la más alta competencia de esto se tenía plena conciencia.

La liga fue creciendo junto a los costos de participar en ella. A pesar de las dificultades, la dirigencia amateur del club trabajó con prudencia sin desajustar la economía pudiendo sostener año tras año un equipo digno, sin grandes estrellas pero capaz de alcanzar desempeños razonables en la competencia. Ya promediando la década pasada comenzaron a surgir algunas dificultades financieras, acordes a la situación general y como muchos otros clubes, mantener una estructura competitiva pasó a ser una carga bastante pesada.

El amateurismo de la dirigencia, esto dicho no despectivamente, sino porque no tienen remuneración económica. Sabemos que entregan el corazón, el tiempo de sus familias y soportan duros momentos en pos de un ideal. Ocurre que cada vez con más frecuencia, esta situación colisiona cada vez más con el profesionalismo de los cuerpos técnicos y los jugadores. Los directivos tienen la camiseta puesta, los técnicos y jugadores no, ya que este es su trabajo, su medio de vida y toman lo más conveniente para sus intereses como lo hace todo trabajador. Al básquetbol profesional se juega por plata, es un negocio. Dicho esto, también hay que señalar que los jugadores dan todo en la cancha porque no les gusta perder y porque cuanto mejor jueguen más se cotizan.

Cuando se encaró el bosquejo de cómo debía encarar la futura liga el conjunto tricolor, se suponía que se tomaría como base el plantel de la pasada temporada. Pero una inesperada noticia trastoco todo. Leandro Ramella no seguiría al frente del equipo por decisión de dirigentes que evaluaron “poco el natural” choque de intereses entre los “profesionales y amateur”. La conjunción de personas no remuneradas y remuneradas es imprescindible para hacer deporte de elite de acuerdo a las estructuras que imperan por estas tierras, algo no gustó a una de las partes y la medida dejo en punto muerto toda posibilidad avanzar en la conformación del equipo que jugaría esta temporada.

Por fortuna, algunos o todos ayudaron a poner paños fríos, repensar lo acontecido y pocos días después se recompusieron las posturas y Ramella fue confirmado como técnico, lugar que ocupo entregándole a Quilmes un ascenso y a un meritorio cuarto puesto en la pasada liga.

La pregunta es, ¿era necesario pasar por esto?, creo que no. Hay que pensar muy bien cada movimiento para no abrir heridas que pueden dejar alguna secuela o perder oportunidades que pueden ser únicas. Suponiendo que Ramella considerara una mejor oferta ¿qué pasaba? nada, estaba en su derecho, como dije es un profesional y no tiene darle cuenta a nadie de sus acciones. Es hasta lógico que luego de la campaña realizada le hicieran llegar ofertas y las escuchara. Reconozco que para el club era un trastorno pero que está dentro de las leyes del juego.

Salvado el primer escollo, ya se ha puesto la mirada en la formación del plantel. Con la renovación de Diego Romero y la llegada de Alejandro Spalla, un prometedor alero ascendido con 9 de Julio y los servicios del experimentado Fernando Calvi, se ha podido con bastante rapidez ir consolidando el armado del plantel. Falta confirmar una ficha nacional y los extranjeros. Walter Baxley tiene contrato pero no se tiene la seguridad concreta de su continuidad. En forma privada comentó no saber todavía donde jugará. El otro foráneo podría ser otra vez el rendidor Ivori Clark pero el tema está por verse.

Este año se tomó otra difícil determinación, de jugar de local en el Polideportivo Islas Malvinas. A pesar que la mayoría de los simpatizantes tienen un gran cariño por el estadio de Once Unidos y se resisten a dejarlo, entiendo que el reducto de Parque Luro cumplió su etapa. Varias son las razones para el cambio. Hace dos años se firmó un convenio en la AdC para mejorar las condiciones en que se disputa el torneo y sería interesante que alguna vez se cumpla con lo pactado. Mejorar la seguridad, la comodidad para los espectadores, disponer de un piso que se adecuado a las normas actuales y el costo del estadio que es sensiblemente menor a Once Unidos decidieron a la comisión directiva a dar el paso.

Aquí destaco la valentía de la dirigencia que conociendo la resistencia de los quilmeños al cambio, no dudaron en hacerlo por su propio bien.

Este año Quilmes tiene por delante una liga muy dura, con 20 equipos y en la que regresan los descensos. Tendrá que esforzase mucho para poder igualar o superar una temporada que como en la anterior, en la que sorprendió a todos con un excelente cuarto puesto y alcanzando por primera vez la posibilidad de disputar torneos internacionales.

1003 visitas
Compages - Diseno e Ingeniería Web
Compages - Diseno e Ingeniería Web
contador web: 6826955 entradas.
Copyrights 2002 • www.caquilmes.com.ar • Todos los derechos reservados • Mar del Plata • Buenos Aires • Argentina